Trucos para una correcta aplicación de autobronceadores

June 1, 2009 at 10:59 pm Leave a comment

Después de escribir el post sobre el autobronceador de Loreal, he pensado que debía escribir todos los truquillos que he ido acumulando durante los años en los que he utilizado este tipo de productos. Empecé a utilizarlos cuando tenía unos 13 año, ni más ni menos! Me lo recomendó el dermatólogo, para que evitara por todos los medios los rayos del sol. Ya son más de 10 años de autobronceadores, algo he aprendido en este camino.

El mejor momento del día para aplicártelo es la noche. La razón es que después te meterás a la cama, y te “frotarás” menos que durante el día. Ejem, la broma es muy evidente, jejejeje… Quiero decir, que durante el día hay más probabilidades de que no le dejes al producto asentarse tan bien como por la noche. En fin, que me lío.

Exfoliación. Es muy importante que hagas una primera exfoliación antes de aplicar el autobrondeador. Los autobronceadores funcionan oxidando la piel de nuestro cuerpo, por lo que si hay un exceso de piel muerta, esta se teñirá más de lo devido.

Después de la exfoliación, aplica una hidratante para nutrir la piel y para unificar el estado global de tu piel.

Jamás apliques el autobronceador justo después de la ducha. Los geles de ducha pueden modificar el Ph de tu piel, haciendo que el tono del autobronceador se modifique y sea más anaranjado de lo que debiera.

Deja que tu piel esté totalmente seca antes de aplicar el producto. Espera a que la hidratante se haya absorbido completamente. Si tu piel no está suficientemente seca, el autobronceador se puede escurrir y tienes más probabilidades de crear las tan odiadas ronchas.

Empieza a aplicar el producto siempre por las extremidades inferiores hacia arriba. Si lo haces al revés, al intentar llegar a las piernas puedes arrastrar con tu propio cuerpo el producto, dejando marcas.

Al limpiarte las manos, pon especial hincapié en las uñas. Muchas veces se nos olvidan y la piel alrededor de ellas puede absorber mucho producto.

La mejor manera de que no te queden marcas en la mano, es que después de haberte aplicado todo el producto, te laves las manos y utilices uno tipo spray para el dorso de las manos. No importa que hayas utilizado otro para el cuerpo.

Si estás solo o sola y no te pueden extender bien la crema por la espalda, es mejor que utilices uno tipo spray. La mejor manera de aplicarlo en la espalda, es que rocíes el producto hacia el techo y dejes caer la bruma en tu espalda.

Ahora la parte más aburrida. No te vistas, no te sientes, no te toques hasta que esté bien seco. Algunos productos no se llegan a secar totalmente y dejan una sensación algo pegajosa, en esos casos con que esperes unos 15 minutos será suficiente.

Cuando el color te haya subido, aplica una hidratante en todo el cuerpo. Ayudará a que el bronceado aguante más en la piel.

Lo que no he podido solucionar es el problema del olor. Sí, todos los autobronceadores huelen igual. Pueden decir misa, pero no es cierto, SIEMPRE huelen igual, a autobronceador. En fin, no se puede hacer más que echarse por encima una hidratante con aroma o protector solar con olor algo más intenso. Pero sigue sin ser una solución. Qué le vamos a hacer, el día que inventen el autobronceador con olor agradable, será uno de los mejores inventos de la cosmética. ¿No os parece?

Entry filed under: Uncategorized. Tags: , .

Sublime bronze automatic de L´oréal París, una de autobronceadores Brochas y pinceles Sigma

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Blog Stats

  • 241,861 hits

Red fashion


%d bloggers like this: